El Kumquat o el árbol de las naranjas enanas

Kumquat

El Kumquat también es conocido como el naranjo enano o Quinoto. Su nombre científico es fortunella spp y pertenece la familia de las rutáceas.

Originalmente proviene de China, en donde es mejor conocido como Kinkan o Chuikan y fue introducido en el territorio europeo hacia el siglo XIX. Se cultiva también en Argentina, México, Brasil y Estados Unidos.

Características principales del Kumquat

Es capaz de alcanzar los 5 metros de altura. Sus ramas son angulosas, lisas y en ocasiones espinosas. Las hojas son lanceoladas y cuentan con un color verde oscuro en la zona del haz, mientras que en el envés tienen un color mucho más claro.

En el caso de sus flores, pueden aparecer solitarias o en racimos de 1 a 4, son axilares, hermafroditas y presentan un color blanco.

Fruto del Kumquat

Kumquat fruto

Se trata de un hesperidio ovoide que puede alcanzar hasta los 5 centímetros de largo, siendo comestible para el ser humano. Su pulpa tiene un sabor ácido y es de color naranja.

El fruto comienza a nacer durante el principio del otoño y alcanza su madurez para el final de esta temporada. En ocasiones este tiempo puede extenderse hasta comienzos del invierno.

¿Cómo conservarlo?

Su piel resulta bastante frágil y fina. Por esta razón se recomienda conservarse en el refrigerador máximo por tres semanas y por siete días fuera de él.

¿Cuáles son los usos del kumquat?

Kumquat usos

Principalmente:

  • Es ideal para elaborar mermeladas y confituras.
  • Se pueden preparar salsas para carnes.
  • Es posible obtener un licor macerado.
  • Se prepara en encurtidos en vinagre.
  • Se consume fresco y con piel.

¿Cuáles son los beneficios de consumir el fruto?

  • Resulta de gran beneficio para reforzar el sistema inmunológico y mantener el organismo libre de toxinas.
  • Es capaz de ayudar a combatir los niveles de ácido úrico elevados.
  • Es antioxidante, lo que quiere decir que sirve para prevenir el envejecimiento prematuro.
  • Es ideal para el consumo de personas de todas las edades.

¿Cómo cultivar el kumquat?

Es un árbol que en general no requiere tantos cuidados y que es perfecto para ser plantado en jardines. Si quieres cultivarlo, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Tendrá un mejor crecimiento en áreas cálidas y soleadas.
  • No se adapta a climas helados ni a la sequía.
  • Es recomendable que el suelo en donde sea plantado esté húmedo, más no encharcado.
  • Se puede utilizar repelentes para insectos o fungicidas pero hay que tener sumo cuidado para no provocarle daños.
  • Es una planta de crecimiento lento por lo que es mucho mejor multiplicarla a través de injertos o esquejes que por semillas.

¿Cuáles son las plagas más frecuentes?

Como la mayoría de los árboles, los kumquat están expuestos a diversas plagas y estas son las más comunes:

Minador de los cítricos

Un insecto de tamaño pequeño y lepidóptero. Sus larvas se alimentan de las hojas y son capaces de crear galerías, lo que produce una reducción del crecimiento.

Mosca de la fruta

Una de las plagas más frecuente de los árboles frutales y ocasionan el daño directamente en los frutos ya que allí depositan sus larvas.

Pulgones

Son un tipo de insecto que se alimenta de la savia del árbol lo que les produce debilitamiento.

Mosca blanca

Se alimenta principalmente de la savia de las hojas y segregan melaza. Esto produce que el árbol no sea capaz de llevar a cabo la fotosíntesis.