Insecticida ecológico para árboles frutales

Insecticida ecológico para árboles frutales

Aunque existen muchos productos de origen industrial para combatir las plagas que afectan a las plantas, una alternativa con diversos beneficios es el insecticida ecológico para árboles frutales.

Con frecuencia, muchas de las plantaciones suelen verse afectadas por plagas, aunque si lo que queremos es tener una cosecha lo más ecológica posible, es conveniente no utilizar pesticidas industriales.

Insecticida ecológico para árboles frutales

Estas son algunas opciones que puedes hacer tú mismo:

Ajo

Ajo

El ajo es una excelente opción para preparar insecticidas ya que cuenta con propiedades repelentes. Para emplearlo, se debe licuar una cabeza de ajo, junto con algunos clavos (especia) y dos vasos de agua.

Esta preparación debe dejarse en reposo durante 24 horas para posteriormente mezclarse con tres litros de agua. Para utilizarla, se debe rociar sobre las hojas de las plantas.

Tomate

Tomate

En este caso, no se utiliza el fruto directamente, sino que se hace uso de las hojas de la planta, que son excelentes para combatir gusanos, orugas y pulgones.

Para preparar un insecticida, es necesario utilizar dos tazas de hojas de tomate y dejarlas remojando en agua durante una noche. Al día siguiente, hay que proceder a mezclar esto con dos vasos de agua adicionales.

Hay que tener en cuenta que esta preparación puede resultar tóxica para animales domésticos, por lo que se recomienda mantenerla fuera de su alcance.

Huevos

Huevos

Lo que se utiliza es propiamente la cáscara del huevo y cumple doble función, por una parte, es un excelente repelente para insectos y por otro, es un buen fertilizante.

Para emplearlo como repelente, las cascaras deben ser trituradas lo más posible. El polvo resultante de esta acción, se debe rociar en la base de los árboles. De esta forma, las plantas estarán protegidas de caracoles y orugas.

Tabaco

Tabaco

El tabaco es uno de los mejores repelentes naturales de insectos que existen. Para utilizarlo, se deben mezclar unos 50 gramos de hojas de tabaco con un litro de agua y rociar la mezcla en la planta una vez por semana.

Lavanda

Lavanda

Si deseas combatir hormigas, la lavanda es la opción adecuada. Se prepara a modo de infusión y para ello, se deben utilizar 300 gramos de hojas frescas por cada litro de agua. Una vez que esté reposado, se puede aplicar sobre las plantas.

Ortiga

Ortiga

Es excelente para combatir a los pulgones y además sirve como fertilizante. Se mezclan 5 litros de agua con 50 gramos de ortiga y se dejan en reposo durante 4 días; a partir de allí, podrá utilizarse.

Albahaca

Albahaca

Esta planta es ideal para ahuyentar a insectos como la mosca blanca, con ella no se hace ningún preparado sino que se siembra alrededor de las plantas que se quieren proteger.

Leche

Leche

Tiene doble función, pues es útil para combatir ácaros y también como fungicida. Para poder eliminar los huevos de los insectos que puedan haberse alojado en nuestras plantas, se debe hacer una mezcla de media taza de leche o suero con 12 litros de agua, adicionalmente, hay que agregar 4 tazas de harina de trigo.

Cilantro

Cilantro

Es también efectivo en contra de los ácaros y muy fácil de preparar, pues solo se debe hervir esta planta con agua, colar la mezcla resultante y aplicar con un rociador.

Cebolla

Cebolla

La cebolla es un aliado para combatir la araña roja, el pulgón o la mosca blanca. Deberás licuar 3 cebollas medianas con agua, dejar reposar la mezcla durante una noche, colarlo y listo.

Aceite vegetal

Aceite vegetal

Se utiliza para eliminar cochinillas, ácaros, orugas y pulmones, pero debe ser utilizado cuidadosamente. Para aplicarlo, se debe mezclar 2 tazas de aceite vegetal con jabón líquido y luego utilizar un spray.

La aplicación debe hacerse durante horas del día en donde no los rayos solares no sean tan fuertes ya que esto puede dañar las plantas.

Naranja

Naranja

Para preparar este insecticida ecológico para árboles frutales se utiliza 30 ml aceite de naranja, tres cucharadas de jabón líquido y cuatro litros de agua. Puede ser aplicado directamente sobre la plaga que esté afectando la siembra.