Árboles frutales raros: ¿qué podemos encontrar?

árbol de Longan

Existen multitud de especies de árboles frutales diferentes que ni siquiera conocemos en nuestro país. Muchos de estos árboles son denominados “árboles frutales raros” y procedentes de diferentes partes del planeta. Vamos a ver algunos ejemplos:

Árboles frutales raros procedentes de China

Los países asiáticos siempre tienen algo nuevo que mostrarnos y en lo que a especies vegetales se refiere tienen un amplio catálogo. Algunos de los árboles frutales más raros provienen de esta zona de la Tierra y son los siguientes:

  • El árbol de Lichi: se trata de un árbol muy alto con una gran copa de hojas bastante densa y es originario del sur de China. Puede desarrollarse en cualquier suelo y llegar a crecer hasta 40 pies de altura. Sus frutos son de color rojo o marrón pero se debe tener cuidado y no ingerir la semilla que se encuentra entre la pulpa blanca.
  • El árbol de Longan: no soporta el frío extremo o las heladas pero si es más resistente que el anterior. Sus frutos son de color marrón.
  • Azufaifo: es típico de Florida y es un árbol que no se ve afectado por muchas plagas, además de ser bastante resistente a la sequía.

Árboles frutales raros procedentes de otros países

Otros árboles frutales bastante peculiares que se pueden encontrar a la venta, por ejemplo, en México, son:

  • Árbol limón mano de Budha: su fruto es considerado uno de los más extraños del mundo y sus propiedades curativas lo hacen ser un árbol cítrico muy deseado. Su forma emula una mano y de ahí su nombre.
  • Arbolito de aguacate chinín: es muy difícil de conseguir y es endémico de México. Su fruto es exquisito y es muy común comerlo en tortilla.
  • Arbolito de Jamaican Cherry: es un árbol muy desaparecido de sus tierras nativas (México). Antiguamente, los pueblos indígenas comían su fruto delicioso.

Como verás, existen multitud de especies de árboles frutales raros. Solo tienes que investigar un poco por internet y, quizás, puedas conseguir algún ejemplar para tu jardín.