Árboles frutales según los distintos climas

A continuación les queremos hablar un poco acerca de los árboles frutales según los distintos climas, es decir, los tipos de árboles frutales que se pueden sembrar en ciertas regiones en función del clima que prevalece. En este sentido es importante entender que las condiciones climáticas son muy variadas, incluso dentro de un mismo país, por lo tanto la mejor forma de saber si un árbol frutal puede crecer en una determinada zona o región, es simplemente comprobar que ha sido cultivada antes con éxito en ese lugar.

También es fundamental conocer que existen cuatro diferentes climas que permiten cultivar diferentes árboles frutales. Estos climas son:

  • Clima frío. Se trata de condiciones climáticas con heladas recurrentes y en donde se tienen temperaturas de hasta -10°C.
  • Clima mediterráneo. En este caso es donde se tienen condiciones climáticas con heladas ligeras, de corta duración y con temperaturas que generalmente alcanzan solamente los -5°C.
  • Clima subtropical y tropical. En las zonas con este tipo de clima es casi imposible la presencia de heladas ya que la temperatura por lo general no baja más allá de los 3°C.
  • Clima templado. En este caso se trata de condiciones climáticas donde en muy pocas ocasiones se presentan heladas y es muy poco frecuente que se alcancen temperaturas de -10°C.

Árboles frutales según los distintos climas

Árboles frutales para climas fríos y templados

Hay una buena cantidad de árboles frutales que se pueden cultivar en climas fríos y templados, donde usualmente se presentan heladas y temperaturas de hasta 10°C. Entre estos árboles frutales más destacados podemos mencionar:

  • Arándano. Arbusto de pequeñas dimensiones, con hojas alternas y dentales, cuyas flores son péndulas se abren solas en la axila de la hija.
  • Avellana. Se trata de un árbol frutal de entre 2 a 5 metros de alto, el cual produce en su cuello una gran cantidad de varas ramificadas. Sus hojas son grandes, rugosas y de color verde amarillento.
  • Cerezo. Es un árbol frutal que alcanza los 25 cm de altura, tiene corteza lisa y sus hojas son ovaladas.

Árboles frutales para climas templados y de mediterráneo

En zonas donde prevalece este tipo de condiciones climáticas y en donde no suelen presentarse heladas tan frecuentemente, la temperatura no suele llegar hasta los -10C. Esto hace posible que se puedan cultivar árboles frutales como:

  • Alcaparra. Es un arbusto de hoja perenne, con una altura de entre 1 a 1.5 metros. Sus hojas son simples, de contorno redondeado y con flores solitarias que se dan en la axila de la hoja.
  • Albaricoque. Es un árbol frutal que alcanza una altura de hasta 6 metros y cuya corteza de tronco es pardo-violácea, con hojas dentadas irregularmente y flores grandes.
  • Castaño. Se trata de un árbol frutal cuya corteza es pardo – rojiza, sus hojas son alternadas y regularmente aserradas en los bordes una vez que se secan.

Árboles frutales para climas mediterráneo costero

En este caso son árboles frutales que se pueden cultivar en zonas donde es posible que eventualmente se den heladas, aunque las temperaturas no suelen estar más allá de los -5°C. Los más destacables incluyen:

  • Limón. Se trata de un árbol frutal donde los frutos son pequeños, de color amarillo verdoso y con una pulpa muy ácida.
  • Naranja. Este es un árbol frutal cuyas flores son aromáticas y los brotes con hojas son los que más cuajado y frutos son los que dan.
  • Tangelo. Se trata de un fruto con piel fina, de color naranja intenso, de pocas semillas y en donde hay diferentes variedades. Es un fruto que requiere climas húmedos y con una gran densidad de hojas de color verde claro.