Quimbombó: todo lo que debes saber

Quimbombó: todo lo que debes saber

El quimbombó también conocido como okra es una planta originaria de África, está relacionada con el hibisco y tiene como nombre científico Abelmoschus esculentus. El consumo de su fruta se ha extendido a nivel mundial por su gran contenido nutricional.

La fruta de quimbombó es de estación cálida, por eso se cultiva principalmente en climas tropicales. Es un producto muy versátil que puede ser consumido de muchas maneras: crudo, frito, en escabeche, como acompañante de carnes y en guisos (uno de los más famosos es el gumbo).

Características del quimbombó

Las plantas de quimbombó pueden crecer hasta 2,5 metros de altura, son especies herbáceas anuales que poseen grandes flores amarillas. Las hojas tienen forma de corazón y están formadas por lóbulos (generalmente de 3 a 5).

La fruta o vaina tienen un hermoso color verde con pelos en su exterior. Su apariencia es de una cápsula fusiforme con 10 ángulos internos, que puede medir de 10 a 25 cm de largo (excepto en las variedades enanas). En su interior posee numerosas semillas también comestibles.

Cultivo

El quimbombó es de fácil cultivo, prefiere suelos arenosos bien drenados y con alto contenido de materia orgánica, pero se puede cultivar en una amplia variedad de suelos. Puede tolerar un rango de pH de 5,8 a 6,8 y se desarrolla mejor cuando se planta en un área de pleno sol.

Esta planta se puede establecer sembrando semillas directamente en el jardín. Para mejorar la germinación, se recomienda remojar las semillas en agua durante varias horas o durante la noche antes de sembrar.

Las plántulas de quingombó tienen raíces pivotantes frágiles que debes tener cuidado de no dañar. Riega abundantemente tus plántulas una hora antes de plantarlas. Separa las plántulas y colócalas a unos 25 centímetros de distancia.

Una vez plantado el quimbombó es importante regar durante períodos prolongados de sequía, debería ser suficiente un remojo profundo una vez cada 7 días con 2,5 a 3,5 centímetros de agua. La humedad es esencial durante la floración y el desarrollo de la vaina.

Plagas y enfermedades

Los insectos que se encuentran en el quimbombó varían de un año a otro, pero los más comunes que se pueden encontrar son los escarabajos y gusanos (principalmente gusanos del maíz). Inspecciona las plantas con frecuencia y trátalas con un producto aprobado si es necesario.

Las plagas más graves que afectan esta planta, incluyen el nematodo del nudo de la raíz y el tizón. Una combinación de rotación de cultivos y un buen manejo del suelo es importante para su control. Las hormigas a menudo trepan a las plantas para robar sorbos de néctar, pero rara vez causan daños graves, excepto las hormigas rojas.

Las plantas estresadas pueden sufrir marchitamiento por verticillium y fusarium, que son enfermedades transmitidas por el suelo que hacen que se marchiten y mueran. Una vez la enfermedad ataca a la planta es imposible de erradicar, la prevención es la mejor opción para evitar estas enfermedades Puedes usar desinfestación anaeróbica o fumigación del suelo.