Noni: todo lo que debes saber

Noni: todo lo que debes saber

El noni es un árbol que se originó en el sur de Asia y Australia, debido a la flotabilidad de sus semillas, la planta ha podido migrar a través de los océanos y prosperar en los trópicos. Su nombre científico es Morinda Citrifolia, pero también se le conoce como: mora de la India, fruta de queso, anona de playa, guanábana cimarrona, entre otros.

La fruta del noni es generalmente consumida en forma de jugo y sus propiedades curativas y medicinales se conocen desde hace miles de años. Todas las partes de la planta se utilizan para curar una variedad de enfermedades. Dentro de sus beneficios están: prevenir el cáncer, ayudar en los problemas de diabetes y presión arterial, desinflamar, combatir la gripe y mucho más.

Características del noni

Existe la idea errónea de que el noni es un arbusto, pero en realidad crece hasta unos 9 metros o incluso más. Las hojas son brillantes y grandes, de color verde oscuro y profundamente veteadas de verde claro. Tienes flores blancas y una fruta peculiar de color blanquecino.

La fruta es lo que hace que el árbol de noni sea inusual, esta es un sincarpio, también conocido como fruta múltiple. Eso significa que está formado por los frutos de varias flores blancas que se fusionan, así como lo son la piña y la yaca.

El diámetro aproximado del noni es de 8 cm y tan largo como una papa. Su color es verde, pero cuando está madura, la fruta se vuelve translúcida y desprende un olor acre similar al queso apestoso. Su sabor tampoco es agradable, se puede describir como algo ácido y amargo a la vez.

Cultivo

El noni se propaga a partir de semillas o esquejes de tallo. La germinación toma de 6 a 12 meses o más, mientras que los esquejes de tallo pueden enraizarse en aproximadamente 1 a 2 meses. Las semillas frescas se pueden plantar inmediatamente después de la extracción de la fruta.

Las plántulas generalmente se cultivan durante aproximadamente nueve meses a un año antes de trasplantarse al campo. Para cultivar, selecciona un sitio a pleno o parcial sol con suelo bien drenado y aireado. Evita suelos pesados, áreas compactadas y sitios propensos a inundaciones.

El árbol de noni prospera con irrigación moderada y puede sobrevivir períodos prolongados de sequía una vez establecido y maduro. Cuando las plantas tengan menos de 2-3 años y las condiciones sean secas, riega una o más veces por semana.

Plagas y enfermedades

Muchos suelos agrícolas están infestados con nematodos agalladores, y el noni es altamente susceptible a la enfermedad del nudo radical del noni, causada por estos gusanos parásitos microscópicos.

En el noni también se observa los áfidos, estos son una plaga de insectos que causan problemas de crecimiento en el árbol y deformidad de las hojas. Además, en varios cultivos se ha observado el hongo saprófito que causa “moho hollín”.

Efectos secundarios del noni

Se ha observado posible daño hepático, por eso las personas con enfermedad renal y elevación inexplicable de potasio deben tener cuidado con el uso de noni porque puede aumentar los niveles de potasio. También se sabe que el noni es una alternativa al aborto y se ha recomendado a las madres que amamantan que se mantengan alejadas de la fruta.

La fruta puede tener interacciones negativas con ciertos medicamentos, particularmente aquellos que afectan el hígado, los riñones y la presión arterial. Cabe mencionar que esta fruta no es para los débiles de estómago. Debido a los efectos inciertos de esta fruta en los humanos, es aconsejable que la consumas bajo tu propio riesgo.