Árboles Frutales de España

España es uno de los mayores productores de frutas de la Unión Europea, estimándose las áreas dedicadas al cultivo en 636.000 hectáreas.

arboles frutales de España

La diversidad de árboles frutales del país es inmensa, frutas como aguacates, naranjas, mandarinas, fresas, plátanos y otras muchas variedades se producen en España en diferentes regiones.

Árbol de Aguacate

Entre los meses de noviembre y mayo, los productores de aguacate inician la recogida de esta exótica fruta, del cual solo el 20% se destina al consumo interno, mientras que el resto es exportado a diversos países del mundo, principalmente Francia, Alemania y Reino Unido.

La mayor cantidad árboles de aguacate de España se encuentran en Málaga y Granada, abarcando el 90% de la producción del país. Aunque recientemente se está empezando a probar el cultivo en zonas como Cádiz y Huelva.

Esta fruta con forma de pera y de piel gruesa, tiene sus ventajas a la hora del cultivo, ya que no se madura hasta que la fruta no se separa del árbol, aunque su tiempo de cosecha es de aproximadamente cinco años.

árbol frutal del aguacate

Árbol de plátano

En las islas de Gran Canaria, Tenerife, La Palma y la Gomera se encuentran la mayor producción de esta fruta en España, estimándose que 20.000 toneladas está dirigidas al consumo local, 80.000 toneladas a Europa Occidental y 210.000 toneladas para abastecer a la Península.

El cultivo del plátano se adapta a una gran variedad de suelos debido a su gran tolerancia, aunque la mayor producción se consigue en suelos que tengan buen drenaje y buena aireación. Le favorecen los suelos ricos en potasio y no requiere del fósforo para desarrollarse. Es un árbol de clima cálido y húmedo.

Platanero de Canarias

Árbol Limero

En España, el cultivo del limero se está extendiendo a pasos agigantados, especialmente la variedad del Lima del Caribe. La fruta del limero es la lima, un cítrico perteneciente a la familia de las rutáceas que puede alcanzar entre 3 a 5 metros de altura lo que lo hace ideal para cultivarlo en patios o jardines.

Es un cultivo ideal para regiones de climas tropicales o subtropicales, que posean una humedad bastante alta y temperaturas elevadas. En España se cultivan en Murcia, Alicante, Valencia y Málaga prefiriendo la lima por encima de los limones ya que la temporada de limas es más larga.

Árbol frutal de la lima

Árbol del cerezo

El cultivo del cerezo en España se realiza en Aragón, Extremadura, Cataluña y Valencia y posiciona al país como el mayor productor de cerezas de la Unión Europea. La temporada de cerezas inicia desde mayo y se extiende hasta julio, aunque es posible disfrutar de algunas cosechas tempranas en el mes de abril.

El árbol del cerezo pertenece a la familia de las Rosáceas y su cultivo requiere de zonas templadas y un suelo bien aireado y con porosidad, con buen drenaje y bajo contenido de arcilla.  Es un árbol de poca exigencia en cuanto a riegos y soporta bien la época de sequía.

El árbol del cerezo además de dar un fruto de carozo exquisito, de color rojo y carnoso, las cerezas, que se utiliza al natural, así como en la preparación de conservas en almíbar, cereza confitada, al marrasquino y la elaboración de licores, posee una madera muy apreciada en la fabricación de muebles.

Árbol frutal del cerezo

Árbol del Albaricoquero

Otro de los árboles frutales comunes en la cuenca mediterránea de España es el árbol del albaricoquero, cuya fruta es el albaricoque o damasco. La variedad española del fruto se denomina Canino y son de forma casi redonda y de tamaño grande o muy grande, y tiene la piel amarilla o anaranjada.

Nectarina, árbol de España

Árbol frutal del Almendro

Este tipo de árbol frutal se cultiva en suelos de todo tipo, aunque no es recomendable su siembra en zonas de clima frío. Muchos afirman que fueron los fenicios quienes introdujeron el árbol del almendro a España por vía marítima y con el paso de los años se popularizo su consumo en el país.

El árbol del almendro se cultiva en España desde hace más de 2000 años y predomina en las zonas costeras, aunque también se han extendido hacia el interior y norte del país, a pesar de que el clima no es tan favorable.

Almendro

Árbol frutal del Ciruelo:

Este es uno de los árboles más comunes en los huertos mediterráneos. Su fruto es el ciruelo y no solo es popular como productor de la fruta sino como árbol ornamental. No requiere de muchos cuidados y es muy fácil de cultivar. Pertenece a la familia de las Rosáceas y existen tanto arbustos como árboles que superan los cinco metros de altura.

El fruto se recolecta en verano y pueden distinguirse dos variedades, las amarillas y las rojas. La fruta es rica en vitaminas, minerales y fibra.

Ciruelo árbol típico de España

Árbol del Caqui

El árbol de caqui es originario de Asia, su fruto es una baya de sabor muy dulce denominada pesimonio y es comúnmente conocida como Caqui. Este árbol frutal se ha adaptado al clima mediterráneo ya que requiere pocas horas de frío y los cultivos de caqui están ubicados en Andalucía y la Comunidad Valenciana debido a que requiere de zonas cálidas para una maduración adecuada.

Caqui árbol de clima mediterraneo

Árbol del Granado

España es el principal productor de granada en Europa y el mayor exportador de la Unión Europea.  Inicialmente las zonas de cultivo del árbol de granada fueron las provincias de Córdoba, Sevilla o Huelva, sin embargo en la actualidad se concentran en Alicante, en Valencia y en Murcia.

El granado es un árbol frutal que se adapta a las condiciones del terreno y con un clima favorable se crece rápidamente.

Arbol Granado

Esto es solo una muestra de la diversidad de árboles frutales de España, ya que existe una gran variedad de cultivos como el de Higuera, de Kiwi, del Mandarino, del Manzano, del Melocotón, del Membrillo, de la Nectarina, del Níspero, del Nogal, del Olivo, de la Parra, del Peral y del Naranjo, incluidas sus variedades como el Naranjo Sanguino de un particular color rojo y un curioso sabor.