Árboles frutales de Costa Rica

Costa Rica es el gran productor de frutas de la región central de América, exportando aproximadamente el 60 de su producción que proviene de las 114 hectáreas de cultivo. Entre los principales árboles frutales del país están la banana y la papaya, así como otras variedades propias del país.

Árbol de la Anona

Este árbol frutal, pertenece a la familia de las Anonáceas, que puede alcanzar una altura de entre 6 a 8 metros de altura. Comienza a dar frutas a los cinco años de edad, llegando a producir hasta 50 frutos por año. El fruto es de forma redonda u ovalada, está cubierto de escamas verdes y con frecuencia es confundida con la chirimoya. Su interior es una pulpa blanca, dulce y nutritiva con gran cantidad de semillas marrones, casi negras.

Es un árbol de clima tropical, que no soporta las bajas temperaturas, aunque su resistencia a los periodos de sequía es bastante alto.

Árbol de Arasá

Pertenece a la familia de las Mirtáceas, es originario de américa del Sur. También se conoce como Guayaba Amazónica. Es un arbusto de follaje denso que puede llegar a alcanzar 3 metros de altura y que se adapta a suelos pobres y ácidos. Por ser un árbol de clima tropical y subtropical no tolera el frío. Su fruto es de sabor agradable y un exquisito aroma. Se utiliza para la preparación de jugos, mermeladas y helados, asimismo consume la fruta disecada o se congela la pulpa para su posterior utilización.

Árbol de Banano

Es uno de los principales cultivos del país, estimándose Costa Rica alcanza 10% de la exportación mundial. Pertenece a la familia de las Musáceas y es originario de sureste de Asia. La variedad más cultivada en el país es la Cavendish, aunque también se produce la variedad Gros Michel conocida como “criollo”. Las áreas de cultivo del banano en el país se encuentran en el Cantón de Talamanca, Turrialba y sus alrededores.

Su fruta, de forma oblonga, de 10 a 35 cm, nace en racimos en 10 manos de 20 bananos. Su cáscara verde cambia a amarilla cuando está madura. La textura de la fruta es cremosa, de sabor dulce, ligeramente vainillada. Principalmente se consume fresca, en helados, con leche, en ensaladas de frutas y en repostería.

Árbol de Biribá

Este árbol frutal pertenece a la familia de las Bombacáceas, originario de Asia. Es de crecimiento rápido y requiere de suelos arenosos como las dunas o junto al mar. Puede alcanzar los 10 metros de altura y da un fruto cónico con forma de corazón de aproximadamente 15 cm, de color verde gris a roja anaranjada, con suaves e inofensivos picos. Su pulpa es blanca y cremosa, de sabor ácido y dulce que posee semillas negras de gran tamaño.

Árbol de Cacao

El árbol de cacao pertenece a la familia de las “Esterculiáceas” y es originario de Amazonia. Puede alcanzar entre 4 y 8 metros de altura, su copa es redonda, de entre 2 a 4 metros y su tronco es recto. Su fruta es de forma oblonga, de unos 15 a 20 centímetros, de color amarilla-anaranjada y su carne es blanca, con grande semillas negras. Se utiliza para la elaboración de chocolate.

Árbol de Café

Este es un arbusto de la familia de las Rubiáceas, que da frutos después de ocho o nueves meses. Su fruto son bayas de color rojo, brillantes y carnosas, similares a las cerezas. Los suelos fértiles de origen volcánico y poca acidez presentes en Costa Rica, favorece el cultivo del café. Su fruto se utiliza para hacer infusiones con las semillas tostadas y molidas. Se produce en Región Brunca, Turrialba, Tres Ríos, Orosi, Tarrazú, Valles Central y Occidental y Guanacaste donde utilizan la recolección manual y selectiva de la fruta, solo escogiendo los granos maduros.

Árbol Caimito

Pertenece a la familia de los Sapotáceos y es originario de Asia del Sureste. El clima ideal para este árbol es cálido, pudiendo plantarse desde el nivel del mar hasta una altitud de 1000 metros, aunque puede desarrollarse en alturas superiores. Requiere de temperaturas mínimas de 26 °C en promedio y una humedad elevada. Se desarrolla mejor en suelos arenosos y arcillosos con buen drenaje. No tolera el frío ni el exceso de agua. Su fruta es de color violeta, dura y gruesa, de forma redonda y de unos 5 a 7 centímetros de diámetro. Su pulpa es blanca, cremosa y dulce.

Árbol de Carambola

Este árbol frutal pertenece a la familia de las Oxalidáceas, Su nombre científico es “Averrhoa”, es del tipo arbusto perenne. Su fruto tiene forma de estrella al cortarse transversalmente, y es de color, amarilla-anaranjada. Su pulpa es jugosa, crujiente y acida. Se utiliza para jugos, mermeladas y postres.

Árbol de Cas

Su nombre científico es “Psidium friedrichsthalianum Ndz”, pertenece a la familia de las mirtáceas y se conoce con los nombres de Cas, guayaba acida, guayaba agria, guayaba de fresco, guayaba de danto, feijoa. Es originaria de Costa Rica. Su fruta es de color verde, cambiando a color amarillo cuando está madura. Se utiliza principalmente para preparar jugo, aunque puede consumirse entero, con sal, en ensalada bien sea con frutas o vegetales.

Árbol de Guanábana

Pertenece a la familia de las Anonáceas y es originario de las Antillas. Se desarrolla mejor en climas cálidos y húmedos, requiriendo suelos de textura media, no caliza, con buen drenaje, arenosa, limosa y arcillosa. Su fruta es oblonga, con picos suaves, su pulpa es blanca y ligeramente cremosa, su sabor es ácido y dulce y contiene semillas negras. Se utiliza en la preparación de jugos, helados, mermeladas o postres.

Debido a su ubicación y su clima tropical en Costa Rica se produce una gran variedad de árboles frutales. Además de las mencionadas se producen los árboles de guayaba, limón criollo, mamón, mango, manzana de agua, granadilla o maracuyá, marañón, naranja, naranjilla, papaya, tamarindo, toronja, uva de playa, jocote, mangostán, moras, pejibaye, pitaya, sapote, tamarindo, mamey, entre otras frutas tropicales que son una delicia para el paladar.