¿Cómo cultivar Sandía o Patilla?

cultivar Sandía

La sandía, también conocida como patilla o melón de agua, es uno de los alimentos más recomendados para consumir en climas muy calientes. Pues, es muy refrescante, por lo que es una gran idea aprender cómo cultivar esta fruta.

A pesar de que mucha gente toma a la sandía como un fruto, lo cierto es que existe una confusión respecto a esto, ya que pertenece a la familia de las cucurbitáceas, la misma de la calabaza o el pepino, por lo que se le considera una hortaliza de fruto.

Al ser parte de esta familia, el modo de cultivar sandía es similar al de estos, se necesita de mucha luz solar, además de un regado constante para que pueda florecer con éxito, y requiere de unos buenos cuidados.

Cultivo de Sandía

El cultivo de sandía en casa se da generalmente en un espacio de tierra despejado, como un jardín. Pues, llegan a tener un gran tamaño, aunque también se puede realizar en una maceta.

Este proceso no posee gran exigencia, ya que en ambos casos la fertilización del cultivo de sandia se debe dar con materia orgánica, como el compost, y necesita al menos 6 horas al día de sol, para que crezca de la mejor manera.

Además de eso, este proceso se realiza entre los meses de Abril y Mayo, y dura aproximadamente entre 3 y 4 meses para que pueda lograr un buen crecimiento, aparte de requerir agua constante.

En caso de cultivar la sandía en un jardín, debes agregarle un poco de compost a los huecos en donde vayas a colocar la semilla, y estos deben tener una separación de al menos 30 cm. De esta forma, se evita que no choquen al momento de crecer.

Por otro lado, la tierra donde se realice el cultivo de sandía debe poseer un buen mecanismo de filtrado. Por lo tanto, es una buena idea crear pendientes en donde el agua se pueda escurrir hacia un lado, y colocar canales para que sea más sencillo recogerla.

¿Cómo cultivar sandía en maceta?

Para cultivar sandía en maceta, se deben utilizar los mismos elementos como en el cultivo de jardín, con la diferencia de que puedes mezclar la tierra con abono y una parte de arena, ya que esta última controla la humedad.

La maceta adecuada para sembrar una piña, debe ser de unos 30 cm de diámetro por unos 15 centímetros de profundidad. De este modo, la sandía puede desarrollar sus raíces con total normalidad.

El momento perfecto para sembrar la semilla de sandía, es cuando la temperatura del ambiente se encuentre en unos 19°C, ya que es un clima ideal, y la germinación dura entre 6 y 10 días.

Cabe resaltar, que debes colocar la planta en un lugar soleado, y preparar una espaldera de 120 centímetros de altura para que pueda soportar el peso de los frutos.

Además de eso, también se tiene que realizar un riego constante. Este se debe hacer diariamente al principio del cultivo de la sandía, ya que se necesita mantener la tierra húmeda, sobre todo en días muy calurosos, pero a medida que se desarrollen se reduce la frecuencia del riego.

Si tomas en cuenta estos consejos, tus cultivos de sandía en casa se desarrollarán de la mejor manera, y podrás disfrutar en el caluroso verano de estos deliciosos frutos.