Árboles frutales hidropónicos: ¿qué son y qué cuidados necesitan?

Árboles frutales hidropónicos

Todo el mundo conoce el cultivo de árboles frutales en tierra o en macetas pero muy pocos han oído hablar de los árboles frutales hidropónicos.

¿Qué es el cultivo hidropónico?

Para centrarnos en el tema, diremos que el cultivo hidropónico es un método que consiste en el desarrollo de plantas y árboles mediante la utilización de disoluciones minerales en sustitución del suelo o la tierra.

Básicamente, las raíces del árbol reciben todos los nutrientes que necesitan gracias a la disolución de elementos químicos en agua, arena lavada o grava, sin utilizar en ningún momento tierra agrícola.

En definitiva, el transporte de nutrientes y oxígeno hasta las raíces de las plantas o árboles se realiza a través del agua, en lugar de la tierra, y será este elemento acuático el que se ocupe de realizar todo un ciclo a través del sistema creado artificialmente para hacer llegar todo lo que necesita el árbol o planta de manera natural.

Árboles frutales hidropónicos

Cuando se aplica el cultivo hidróponico a los árboles frutales se obtienen lo que llamamos los árboles frutales hidropónicos. Estos árboles no hacen uso de la tierra y, por esta razón, se hace necesario aplicar algún apoyo externo que les ayude a crecer de manera vertical (sistema de apoyo). Es muy común utilizar árboles frutales enanos para que el nivel de dificultad en el ámbito del crecimiento vertical sea menor.

Por otro lado, ya sabemos que los árboles frutales necesitan una gran cantidad de luz solar para poder desarrollarse correctamente. Esto supone un gran inconveniente en el cultivo de árboles frutales hidropónicos en interiores y se hace necesario el uso de luz artificial que haga prosperar a este tipo de árboles.

Además, es importante recalcar que cualquier árbol frutal que necesite agua en mayor medida que cualquier otro árbol, estará en unas condiciones ideales cuando se cultiva con sistemas hidropónicos, dado que se utiliza agua en lugar de tierra.

¿Te animas a probar el cultivo de árboles frutales hidropónicos?