Árboles frutales de hoja perenne: ¿qué es importante tener en cuenta?

arboles frutales de hoja perenne

Los árboles de hoja perenne son todos aquellos cuya hoja no se cae en ningún momento del año. En el caso de los árboles frutales de hoja perenne podemos decir que existen dos categorías diferenciadas: los árboles frutales de hoja perenne ancha y los de hoja aguja o fina.

Árboles frutales de hoja perenne ancha

En el caso de los árboles frutales de hoja perenne ancha tenemos una amplia gama de árboles con copas muy frondosas y de alturas desorbitadas que roban la luz a todas las plantas y arbustos de los estratos inferiores. Por esta razón, pocas especies de plantas resisten estas condiciones y no son muchas las que pueden vivir debajo de un árbol frutal de hoja perenne ancha.

Estos árboles frutales suelen habitar la zona tropical lluviosa y no son muy propias de zonas templadas.

Algunos de estos árboles son: el magnolio, la encina, el olivo, el laurel, el naranjo o el sauce.

Árboles frutales de hoja perenne en aguja

Estos árboles tienen las hojas estrechas y alargadas y generalmente están cubiertas de resina, ese elemento pegajoso que encontramos en muchos árboles.

Las coníferas pertenecen a este grupo de árboles frutales de hoja perenne en aguja y para ser más concretos podemos nombrar el pino o el ciprés como ejemplos. Estos árboles frutales se adaptan muy bien al frío y son capaces de soportar las bajas temperaturas de Alaska.

A continuación dejamos una lista de árboles frutales de hoja perenne que no han sido nombrados todavía:

  • Encina
  • Aguacate
  • Anacardo
  • Pimentero de Brasil

Como verás, son muchas las especies de árboles frutales que poseen una hoja perenne que no se pierde en ningún momento del año. ¿Te decides a plantar alguno?