Árbol de dátiles

árbol de dátiles

El árbol de dátiles, también llamado como palmera datilera, es un tipo de árbol típico del suroeste de Asia.

Siendo los principales productores paises como Egipto, Arabia Saudita e Irán. A su vez, en Israel, Turquía y China es posible encontrar este tipo de árbol.  

Incluso, en el continente americano, específicamente en California, Estados Unidos, también se pueden observar una gran variedad de dátiles. 

¿Cómo reconocer a un árbol de dátil?

Su especie es Phoenix dactylifera, la cual posee un tronco único que puede llegar a alcanzar más de 20 metros de altura. Sus ramas y hojas se asemejan a las de una palmera y se caracterizan por ser espinosas, presentando flores de color crema o amarillo claro.

Fruto

dulce de dátiles

El dátil es el fruto obtenido de la palmera, después de los 5 años de su siembra, y se caracteriza por ser de forma ovoide, muy similar a una baya, cuyo color oscila desde un dorado, pasando por lo rojizo, para finalmente ser de un color parduzco cuando alcanza su madurez. 

En su interior se evidencia en el centro una sola semilla y a su alrededor posee un color claro, de contextura blanda y sabor dulce, que se asemeja a la miel. Los dátiles pueden consumirse frescos o secos, según se prefiera. 

Dependiendo de la cultura y los países donde se consuman los dátiles estos pueden: acompañar las ensaladas y el cuscús, adornar torta, preparar mermeladas, estar incluído en la preparación del curry o del vino. Además, también los preparan rellenos, confitados o destilados.

Propiedades y beneficios de los dátiles

Es un fruto que posee altas propiedades nutritivas: entre sus carbohidratos que aportan un alto contenido de azúcar y fibra, grasas, proteínas y vitaminas como el retinol (vitamina A), Riboflavina (Vitamina B2), Niacina (Vitamina B3), ácido pantoténico, vitamina C, E y K.

Además, es una fuente natural de donde se pueden adquirir variados minerales esenciales para el organismo como el calcio, hierro, fósforo, potasio, zinc y sodio.

A nivel medicinal, los beneficios que aportan los dátiles en conjunto con sus propiedades representan un alimento muy completo que te ayudará a: reponer energía, con capacidad antioxidante y astringente. Y su vez, resultan muy fáciles de digerir por su textura suave.

También, su consumo ayuda a la visión y a controlar el ritmo cardíaco en conjunto con la presión arterial. En su consumo moderado también ayuda a la piel y a prevenir varios tipos de cáncer como el de mama o pulmón.

Recomendaciones para su cuidado

El árbol de dátiles proviene desde varios siglos atrás y constituye uno de los árboles más antiguos de los cuales se tiene registro. Para un correcto cuidado, se debe tomar en cuenta:

  • Debe estar en lugares calurosos, donde la temperatura del sol sea muy intensa.
  • A pesar de ser un árbol muy característico de zonas desérticas, se necesita de un riego y de un cuidado diario.
  • Se debe verificar que el suelo donde este plantado el árbol de dátiles permanezca húmedo en gran parte del día.
  • La cosecha empieza a darse después de los 5 años, y dependiendo del consumo que quieras darle, puedes recoger las frutas. 
  • Si las quieres frescas, debes esperar hasta que maduren completamente, es decir, tengan un color rojizo intenso a marrón. 
  • Por otra parte, si quieres consumirlas como un fruto seco debes recogerlas cuando tengan tonalidades claras, es decir, antes de que maduren.
  • Solicita ayuda de un profesional si quieres sembrar un árbol de dátiles en tu jardín, ya que requieren tener condiciones del suelo y del clima en específico.