Papayo: todo lo que debes saber

El árbol del papayo pertenece a la familia de las caricáceas, este puede llegar a tener una altura máxima de 10 metros, con hojas de color verde en forma de palmera. Crece en climas tropicales, donde el ambiente debe ser húmedo y cálido.

El nombre de su fruta deriva de una savia irritante, color blanco que esta contiene, la cual es parecida a la leche, por eso se le da el nombre de lechosa. Una curiosidad interesante sobre esta savia, es que gracias a su alto contenido de papaína (enzima), funciona como excelente ablandador de carnes que puede ser usado directamente sobre estas.

Características de la papaya

La papaya es una fruta que tiene forma alargada y algo cilíndrica, la corteza cuando está madura tiene un color amarillo y de textura blanda. Cuando no está madura su corteza es color verde y firme al tacto. La pulpa de este fruto es carnosa y dulce de colores entre rojo y naranja, de semillas negras y un olor característico. Su tamaño oscila entre ½ kg y 10 kg.

Papaya o lechosa es una fruta que pertenece a la familia de las caricáceas.

Propiedades de la papaya

Problemas estomacales. La papaya posee unas enzimas digestivas que son beneficiosas para los problemas estomacales, como por ejemplo las náuseas, por este motivo su consumo es recomendado durante el embarazo. También controla los episodios de acidez y es un antiinflamatorio.

Estreñimiento. Su alto contenido de fibra nos ayuda a evacuar más fácilmente, por eso el consumo regular de esta fruta nos ayuda a mantener el sistema digestivo en excelentes condiciones.

Fuente de vitamina C, vitamina E y ácido fólico. Su alto contenido de vitamina C, vitamina E y ácido fólico, nos ayuda a proteger nuestra piel, es cicatrizante y retarda el proceso de envejecimiento, además de disminuir los niveles de colesterol en la sangre.

Baja en calorías.  Es una fruta que tiene bajas calorías, por lo que es bueno consumirla cuando se está bajo un régimen dietético  para ayudar a perder peso.

Parásitos intestinales. El contenido de carpaína en las semillas de la papaya ayuda a eliminar los parásitos intestinales.

Cicatrizante. Las hojas del árbol de papayo son usadas en heridas como cicatrizante y antiséptico.

Antiinflamatorio. El uso de la cáscara de la papaya en forma de té y la savia, son efectivas para disminuir la inflamación de tejidos internos.

Cultivo de la papaya

  • Papaya es una fruta que pertenece a la familia de las caricáceas. El cultivo de la papaya se debe hacer en un ambiente óptimo para su crecimiento. El clima debe ser cálido ya que esto favorecerá el desarrollo y maduración de la fruta.
  • El mejor suelo para plantar la papaya es el que posee una alta fertilidad, deben ser blandos y permeables.
  • Se deben sustituir los árboles con una edad superior a los dos años, luego de esta edad la planta disminuye su producción.
  • Existen plantas femeninas, masculinas y hermafroditas. Las plantas femeninas dan frutos más grandes, las masculinas no son productivas por lo que no se recomiendan para comercializar y las hermafroditas dan frutas con una mayor demanda ya que su tamaño es más pequeño.
  • La mejor manera de plantar esta fruta es mediante la polinización cruzada, esto nos va a garantizar la replantación y la eliminación de plantas masculinas improductivas.
  • La siembra de la papaya se realiza por propagación vegetativa o por semilla. La propagación vegetativa es un proceso costoso que consiste en trasplantar artificialmente ramificaciones de la planta. Se puede hacer de forma natural, pero luego de cuatros años de crecimiento de la planta.

La manera más efectiva y rentable es la propagación por semilla. Se pueden plantar las semillas directas sobre el terreno o en macetas que luego deben ser trasplantadas a un terreno fértil.

El suelo debe estar húmedo por lo que se recomienda el riego cada dos semanas.

Recomendaciones generales

Para eliminar las hierbas es mejor hacerlo de forma manual ya que el uso de herbicidas puede dañar el tronco de la planta.

La recolección se debe hacer después de un año de trasplantada, pasado este tiempo se garantiza una mejor cosecha de la papaya. La fruta debe estar madura, el color de la cascara debe ser entre verde y amarillo de consistencia blanda al tacto.

La planta puede ser afectada por plagas como arañas, moscas, pulgón verde y hongos que pueden destruir tanto la planta como la fruta. Se debe realizar el control y eliminación correctos de estas plagas.

Receta fácil con papaya

Merengada de papaya

Ingredientes:

-½ kilo de papaya

-1 litro de agua

-4 cucharadas de leche

-Tres cucharadas de azúcar

-Vainilla al gusto

En una licuadora se coloca la papaya limpia, pelada y sin semillas, se le agregan los demás ingredientes y se licua todo, se sirve en vasos. Agregar hielo al gusto. Alcanza para 4 personas.

Efectos secundarios de la papaya

Carotenemia

El consumo en grandes cantidades de esta fruta puede ocasionar decoloración de la piel o carotenemia, esto debido a la presencia de beta- caroteno en ella.

Problemas respiratorios

La presencia de papaína en la papaya puede causar problemas respiratorios como: asma, sibilancia, congestión nasal, todo esto si consumimos la fruta en exceso, ya que esta enzima es un poderoso alérgeno.

Alteraciones estomacales

Su gran contenido de fibra es beneficioso siempre y cuando se consuma la papaya con moderación, ya que en grandes cantidades puede ocasionar espasmos estomacales, flatulencia, náuseas, entre otros.

Cálculos renales

El alto contenido de vitamina C puede producir cálculos renales si se consume la papaya en exceso.

Precauciones para el consumo de papaya

  • Debe ser consumida con moderación.
  • El consumo de papaya en menores de un año puede causar defecaciones líquidas o estreñimiento si no se ingiere suficiente agua.
  • Si usted está sufriendo de diarrea debe evitar el consumo de papaya, ya que podría empeorar.
  • Las personas que sufren del corazón deben evitar el consumo de esta fruta ya que se conoce por disminuir la frecuencia cardiaca.
  • Evitar el consumo antes de una cirugía ya que es anticoagulante.
  • Usar con moderación en personas con padecimientos respiratorios crónicos.