Nogal: todo lo que debes saber

Nogal todo lo que debes saber

Introducción

El nogal (Juglans regia) es un árbol frutal perteneciente a la familia de las yuglandáceas y originario de Persia. Este árbol se expandió hacia Gregia y después hacia Italia y el resto de países europeos, siendo las especies cultivadas oficiales las siguientes: nogal europeo, nogal ceniciento, nogal negro y nogal de California.

El cultivo del nogal no puede darse si no existen un mínimo de precipitaciones, que está en torno a los 700mm, o un riego artificial eficiente. Además, el nogal es un árbol que no tolera las heladas primaverales tardías ni tampoco las temperaturas demasiado altas sin una humedad suficiente. Este tipo de temperaturas pueden provocar daños en el fruto del nogal: la nuez.

Respecto al terreno necesario para cultivar un nogal diremos que es un árbol muy neutro y flexible en este sentido aunque los suelos preferidos por este árbol son los suelos profundos y sueltos

Descripción

caracteristicas del nogalEl nogal es un árbol caducifolio muy alto que puede llegar a los 27 metros de altura y dispone de un tronco con, nada más y nada menos que, 2 metros de diámetro, aunque se han encontrado algunos ejemplares de 5 metros de diámetro. Se trata de un tronco resistente de un color que se torna grisáceo y a partir del cual crecen las abundantes y vigorosas ramas que formarán una copa redondeada enorme y que tienen un color rojizo cuando todavía son jóvenes, para después pasar a convertirse en un color pardo.

Las ramas del nogal están repletas de hojas enormes de hasta 35 cm de longitud. Las ramas jóvenes son gruesas y con nudos, con la médula típicamente vacía y dividida mediante separadores transversales.

Hojas caducas, alternas imparipinnadas, grandes, compuestas, con 5 o 9 folíolos. El final de la hoja es más grande que los laterales. El borde es bastante lisa.

El nogal pierde las hojas en invierno y en primavera le vuelven a salir a la vez que las flores, de las que hay masculinas y femeninas, siendo las primeras las que albergan el mayor número de flores. Las hojas tienen un pecíolo largo con una chapa a la punta y 2-3 parejas a los lados; cuando salen tienen un color rojizo pero al madurar se vuelven verdes.

Cada flor femenina, presenta un ovario que es ya una nuez pequeña donde el extremo superior está el cáliz y del medio salen dos cuernos que son los estigmas (la flor corona el fruto). Las masculinas salen del leño del año anterior por debajo de las femeninas en forma de ramilletes. La flor masculina es un amento. Se poliniza por el viento.

La nuez es el fruto del nogal y es una drupa o trima que alberga en su interior una semilla compuesta por 2 cotiledones arrugados que se separan por un tabique perpendicular.

Constan de una capa carnosa fina, glandulosa y glabra, de color verde, que se ennegrece y agrieta la madurez. En su interior se encuentra la nuez, formada por una cubierta dura que se abre en dos partes, las líneas de soldadura de las cuales no coinciden con la soldadura de los carpelos, sino con los nervios medios de éstos. Además, tiene 2 o 4 falsos tabiques incompletos. Aloja en su interior una semilla con cuatro lóbulos, rica en aceites. Comienza a producir frutos hacia los 10 años.

Ecología y cultivo

Los nogales se sitúan en el sureste de Europa y oeste de Asia. Desde el norte de Grecia hasta el Himalaya, pasando por los Balcanes. Destaca su presencia en China, Irán, Armenia (silvestre) y Norteamérica (especialmente California). Generalmente, en zonas templadas.

Tradicionalmente había árboles aislados alrededor de las casas de campo o en los pueblos que no correspondían a ninguna variedad en concreto, ya que a menudo provenían de reproducción sexual a través de la siembra de las nueces. El cultivo extensivo se inició en California con las variedades americanas de gran calibre. También se cultivan variedades francesas de mejores cualidades organolépticas, pero más pequeñas.

La problemática de este cultivo es de una banda que tarda muchos años en empezar a dar fruto y de la otra que es una especie muy afectada por bacteriosis. Las heladas tardías de primavera si coinciden con la floración pueden dejar sin cosecha el árbol, ya que las flores no soportan más allá de un grado bajo cero. Sólo altas temperaturas en verano dan calibres gruesos que son los preferidos por el mercado, a pesar de que las variedades pequeñas tienen mejor gusto. Las plantaciones intensivas siempre son en regadío.

Usos farmacológicos del nogal

Las hojas del nogal tienen grandes cantidades de taninos de tipo gálico y elágico. También están presentes naftoquinona principalmente la juglona, que cristaliza de color naranja y tiene un sabor amargo. Concretamente, es la 5-hidroxi-1,4-naftoquinona. También están están presentes como principios activos el inositol, los derivados flavonicos y la vitamina C. Las hojas y la nogalina (cáscaras verdes de la nuez), contienen abundantes taninos que le confieren su importante propiedad astringente.

Es conocido por sus efectos como antidiarreico por el efecto astringente de los taninos y como astringente dermatológico también por el efecto de estos mismos taninos sobre la piel. Los usos aprobados por la Comisión E del Ministerio de Sanidad de Alemania son exclusivamente ante dermatitis inespecíficas. Otros usos tradicionales reconocidos son en el tratamiento de la diarrea aguda, sea de origen bacteriano o no y, sobretodo, para curar infecciones parasitarias intestinales. Otros usos más tradicionales son para afecciones dérmicas como quemaduras, úlceras dérmicas o prurito.

Usos medicinales del nogal

Empleo interno

Diarrea: hojas, por su contenido en taninos, son astringentes y pueden usarse para luchar contra la diarrea. Cabe la decocción de una cucharadita de hojas secas hechas desmenuzadas por vaso de agua a lo largo de diez minutos. Hay que tomar dos vasos al día.

Hipotiroidismo: las nueces, singularmente las nueces verdes, poseen componentes que estimulan la producción de las hormonas tiroideas. Cabe la decocción de cuatro huevos por litro de agua a lo largo de veinte minutos. Tomar 2 tazas de agua. Comer nueces frescas o bien emplear el aceite de nueces crudo en ensaladas.

Sudor: la preparación precedente asimismo puede usarse para tratar el exceso de sudor.

Tenias y solitarias: el aceite de nogal se emplea para expulsar estos parásitos del intestino. Para cenar, aliñar un plato de patatas hervidas con sesenta gramos de aceite de nogal.

Empleo externo

Las propiedades astringentes, antifúngicas y asépticas que ejercitan las juglones de las hojas y las cubiertas de las nueces, se emplean como desinfectantes y vulnerarias.

En el tratamiento externo de la piel. Infusión al diez por ciento de hojas secas en un litro de agua. Aplicar compresas mojadas sobre la zona perjudicada. Asimismo, incorporar un puñado de hojas secas en el agua del baño. Para el tratamiento de la sarna, se debe cocer un puñado de cascarillas de nuez en un litro de agua hasta el momento en que el agua reduzca al cincuenta por ciento . Lavarse con esta agua.

Prevención de la caída del pelo. Una aplicación de la infusión precedente sobre el pelo asistirá a prevenir su caída. También se propone el extracto del pericardio.

Tratamiento de las infecciones vaginales. Un lavado con esta infusión asistirá a suprimir los microorganismos del flujo vaginal.

Afecciones en el aparato respiratorio. Las propiedades astringentes y desinfectantes pueden aprovecharse para efectuar gargarismos para tratar afecciones del aparato respiratorio como la faringitis y las anginas.

Prevención del sarro en los dientes. Hacer enjuagues con la infusión anteriormente explicada.

Otros usos

Las juglones forman un colorante natural empleado para la fabricación de tintes para el pelo, muy usado en la industria de la cosmética, llamado nogalina. La madera de nogal se considera la más apreciada y apreciada de las maderas europeas. En ebanistería se hacen objetos como pianos o bien culatas de escopeta. En ocasiones se cultiva solo por la madera sin interesar las nueces y en estos casos se puede hacer en tierras más frías. Da buena leña y buen lignito.

Las nueces

nuezLas nueces resaltan por su contenido en aceites vegetales poliinsaturados. De las nueces se consigue de manera comercial el aceite de nuez con múltiples usos. Si bien el aceite contiene ácido oleico (monoinsaturado) como por ejemplo el aceite de oliva, el probado efecto reductor del colesterol se debe a su riqueza en ácido alfalinoleico y linoleico  (poliinsaturados). Estos dos últimos aceites asimismo hacen que sea útil en la prevención de enfermedades en el circuito circulatorio. La ingesta frecuente de nuevos deja reducir hasta un cincuenta por ciento  el peligro de sufrir enfermedades como el infarto de miocardio o bien la angina de pecho, por ende se pueden estimar antianginosa.

Además de esto, estos aceites aumentan la elasticidad arterial, previenen la capacitación de coágulos y rebajan la tensión. Esta capacidad para favorecer la circulación de la sangre se debe a la transformación del ácido alfalinoleico en prostglandinas responsables de eludir la aparición de aterosclerosis.

Comer unas cinco nueces cinco veces a la semana, en lugar de otras fuentes animales como la manteca o bien la carne animal, es buena forma de cuidar el corazón. No obstante, hay que rememorar que las nueces, como la mayor parte de los frutos secos, dan una elevada cantidad de calorías.

Son una buena fuente de vitamina liposoluble E y calcio, aportan asimismo una pequeña cantidad de vitamina C y B, y zinc, son un antianginoso natural.