Níspero: todo lo que debes saber

Níspero todo lo que debes saber

Introducción

El níspero (Eriobotrya japonica) es un árbol frutal perteneciente a la familia de las rosáceas y procedente del Sudeste de China, aunque fueron los japoneses los que lo expandieron a Europa como árbol ornamental durante el siglo XVIII.

Las variedades de níspero más expandidas en Japón, Argelia y algunas zonas de Estados Unidos son: Advance, Indostac, Premier, Early Red o Thales. En España, las más conocidas son la Tanaka y la Algerie, siendo la primera la que da unos frutos con mejor sabor a pesar de ser una especie de maduración tardía expuesta a los golpes de calor.

Se trata de un árbol frutal resistente al frío pero que no requiere de horas de frío para su desarrollo. En cualquier caso, aunque sobreviva a temperaturas por debajo de cero, lo normal es que no produzca nada en zonas en las que la temperatura baja de los 0ºC. De hecho, el níspero es un árbol de litoral que no lleva bien el viento fuerte, las heladas o los golpes de sol calor excesivos.

Respecto al mejor terreno para cultivar un níspero, los suelos arenosos con buen drenaje son los ideales pero los suelos arcillosos o calizos no le van nada bien.

Descripción

El níspero es un árbol alto que puede alcanzar los 10 metros con facilidad. Sus hojas grandes, largas y onduladas salen desde ramas que nacen desde muy abajo y forman una copa redondeada.

Se trata de un árbol de hoja perenne con flores agrupadas en panículas que llegan en otoño e invierno (de octubre a febrero) pero los frutos no maduran hasta el mes de abril, por norma general.

El fruto del níspero se llama níspero también y es un pequeño fruto más o menos redondeado, primero es verde, después se vuelve de color naranja y sabor dulce muy característico, aunque es habitual encontrarlo de sabor algo más ácido cuando no están bien maduros. Dentro hay una semilla marrón relativamente gruesa.

El níspero es un árbol que no necesita grandes cantidades de agua para desarrollarse y producir frutos. Eso sí, la sequía veraniega incide negativamente en los frutos y las lluvias tampoco le hacen un gran favor a los pequeños nísperos.

Cultivo del níspero

nisperoEl níspero se puede cultivar con semillas frescas pero se suele reproducir por medio de injertos. En el caso de la reproducción por semillas, el árbol tarda entre ocho y diez años a dar sus primeros frutos, mientras que si es por injerto, este tiempo se reduce a dos años. En cambio, es muy difícil conseguir que nazca un nuevo níspero de una rama o trozo de otro, plantado directamente en el suelo.

Para la época en que florece las heladas pueden matar la flor (el árbol en cambio resiste bien las heladas) por eso es árbol propio de zonas de clima mediterráneo cálido aunque por el gran período de florecimiento puede dar algunos frutos en zonas más frías . Se cultiva en secano y regadío.

Los nísperos son una fruta muy frágil que soporta mal la refrigeración y el transporte, lo que limita la difusión en países fríos.