Conoce los árboles frutales enanos y sus peculiaridades

Los árboles frutales enanos se han puesto de moda y los podemos encontrar en cualquier patio o jardín de casas no demasiado grandes.

arboles frutales enanos

Árboles frutales enanos: principales beneficios

Algunos de los puntos positivos a favor de estos pequeños árboles que han llevado a muchos amantes de la horticultura a sembrarlos en sus jardines son:

  • Tamaño pequeño con producción de fruta de gran tamaño.
  • Recolección de frutas en menor tiempo que cualquier árbol frutal estándar. Entre el primer y el tercer año ya podrás recolectar frutas de un árbol frutal enano.
  • Se asegura más cantidad de fruta recogida por área.
  • Mantenimiento sencillo.

Árboles frutales: plantación y mantenimiento

Para plantar un árbol frutal enano necesitarás hacer una mezcla de tierra que consistirá en añadir un 50% de tierra fértil de jardín con buen drenaje y un 50% de sustrato orgánico adquirido en cualquier tienda.  Fácil y sencillo.

Debes plantar los árboles frutales enanos en macetas grandes y profundas siendo las más recomendables las de terracota o barro cocido (permiten una respiración de las raíces mejor que cualquier otra maceta). Ten en cuenta durante el proceso de plantación que tu árbol puede alcanzar una altura de 2 metros fácilmente, por lo que piensa bien dónde vas a ubicarlo.

Respecto al mantenimiento de los árboles frutales enanos debemos decir que no tiene grandes complicaciones. Las tareas principales serán el riego regular sin llegar a encharcar el árbol, al igual que sucede con cualquier árbol estándar, y la protección frente a plagas ya comentada anteriormente.

También son importantes las podas para conseguir una formación del árbol adecuada, ya que a pesar de que sean árboles frutales enanos tenemos que fomentar su crecimiento y desarrollo para que nos provea de buenos frutos.

Un dato a tener en cuenta respecto a estos árboles enanos es el hecho de tener que trasplantarlos cada 2 años.

Es esencial para su mantenimiento y crecimiento que el árbol posee una iluminación suficiente y un calor adecuado. Las heladas son un gran enemigo de estos pequeños árboles por lo que aconsejamos cubrir con un plástico durante el invierno.

Como verás, plantar y mantener árboles frutales enanos es una tarea fácil y sencilla que cualquier aficionado a la horticultura puede desarrollar. Te animamos a hacerte con un árbol frutal enano, verás buenos resultados.