Plantar un árbol frutal es una actividad que requiere, aparte de tener ciertos conocimientos básicos sobre la materia, realizar el seguimiento de una serie de pautas.

cepellon o raiz desnuda

Aspectos a tener en cuenta

1) Calidad del suelo

Un suelo fértil rico en materia orgánica con una profundidad suficiente y un drenaje correcto es primordial a la hora de cultivar cualquier árbol frutal.

Existen determinados árboles frutales que no son compatibles con suelos de mal drenaje o con suelos calizos, por ejemplo. En el caso de que usted no sea un experto en el cultivo de árboles frutales podrá ver las incompatibilidades de cada árbol con cada tipo de suelo en su patrón.

La mayoría de árboles frutales comprados en viveros han sido injertados sobre un patrón que solo pone las raíces y la variedad es el tronco, hojas, flores y frutos.

Conclusión importante: dependiendo del tipo de suelo del que disponga habrá patrones buenos para él o patrones incompatibles.

2) Clima

Es importante tener en cuenta el clima y las posibles horas de sol o de frío que recibirá el árbol frutal antes de decidirse por una variedad u otra.

Una buena forma de acertar en la compra de un árbol es investigar si por los alrededores abunda la especie elegida y de ser así, sabremos que se adapta adecuadamente al clima y a las tierras de la zona.

3) Agentes polinizadores

Una gran cantidad de árboles frutales necesitan ser polinizados para llegar a producir frutos y dicha polinización será, mayoritariamente, del tipo entomófila, es decir, la realizan animales (insectos, por norma general). También existe la polinización anemófila (a través del viento), dependiendo de la especie escogida.

Los árboles que necesitan polinizarse deben plantarse junto a otras variedades que aseguren dicho proceso. Esto ocurre con los perales, manzanos o ciruelos, entre otros.

En el caso de que solo queramos plantar un árbol frutal deberemos elegir un árbol auto-fértil.

4) Tamaño de las especies

Este punto parece algo básico pero parece lógico remarcar que no tiene mucho sentido plantar una especie de gran tamaño en una ubicación de espacio reducido.

5) Compra del árbol y época de plantación

Lo más recomendable es comprar una especie con una edad en torno al año para poder guiarla desde los inicios mediante la poda de formación.

Los árboles pueden comprarse en distintas presentaciones:

  • A raíz desnuda: solo disponibles en otoño e invierno. Más de un 80% de estos árboles no sobrevivirá.
  • Con cepellón o en maceta: vienen con la tierra ya adherida a sus raíces, a diferencia de la primera presentación.

Los árboles a raíz desnuda se plantan de manera obligada en otoño e invierno mientras que los que vienen presentados en maceta o cepellón se pueden plantar en cualquier época del año pero siempre evitando el excesivo frío o el excesivo calor.

En el siguiente vídeo puedes ver como se planta manzano correctamente paso a paso.

Pasos a seguir

plantar arbol

El primer paso a seguir, en el caso de los arboles comprados a raíz desnuda, es el almacenaje de las raíces en un cubo junto a una mezcla pastosa de agua y tierra arcillosa durante unos minutos antes de la plantación. También debe tenerse en cuenta que ante raíces resecas deberemos dejar en agua durante, al menos, 24 horas antes de la plantación.

Además, antes de plantar cualquier árbol frutal a raíz desnuda, debes quitar las raíces secas, rotas o demasiado largas.

El siguiente paso es la plantación propiamente dicha. Para ello realizaremos un agujero de 50x50x50cm. La tierra que extraigamos será mezclada con 4-6 Kg de abono orgánico.

Después clavaremos una madera, estaca o palo al que se pueda sujetar el frutal en sus primeros pasos de crecimiento.

Por último, introduce el árbol en el fondo del hoyo y ve rellenando el agujero con la mezcla de tierra y abono orgánico. Es importante que el punto de injerto del árbol quede por encima de la superficie en, al menos, 5 centímetros.

Una vez relleno el agujero, sujeta el árbol a la madera clavada mediante una goma o cualquier agarradera flexible (coloca una esponja entre medias para evitar el roce). En el caso de que existan especies roedoras en la zona es aconsejable que se guarde el tronco del árbol con un tubo de plástico o algún material similar para evitar que estos animales lo descortecen.

Una vez realizada la plantación realiza la poda pertinente que dependerá de la forma que quieras conseguir.

Si quieres más información acerca del cultivo de arboles frutales te aconsejo el libro de El cultivo de arboles frutales donde aprenderas todo lo necesario para ser un maestro en la plantación y el cuidado de los frutales.