¿Cómo injertar un naranjo?

Injertar un naranjo es una excelente manera de cultivar distintos tipos de naranjas de la misma raíz. De hecho, una de las ventajas más grandes de los injertos es que puedes hacer injertos en todos los árboles cítricos. Probablemente la parte más complicada de todo el proceso de injertar un naranjo, es el tiempo tan prolongado que se debe esperar para que la naturaleza haga su trabajo y permita el cultivo exitosamente.

Pasos para injertar un naranjo

injertar-un-naranjo

Para injertar un naranjo debes esperar a que sea la temporada adecuada, lo cual sucede en primavera. Es en este momento cuando debes comenzar con el proceso de injerto de naranjo. El mejor momento para cortar e insertar los injertos es cuando el árbol se encuentra en la cúspide de la entrada de la temporada de crecimiento activo.

La mayoría de los injertos realizados entre los meses de abril y septiembre suelen crecer bastante bien y por lo tanto producirán una gran cantidad de frutos en los años que vienen.

Asegúrate de cortar una buena cantidad de ramas para injerto que tengan una longitud de 10 a 12 pulgadas, alrededor de 25 a 30 cm aproximadamente, de un árbol que este saludable.

Estas ramas tienen que ser representativas del crecimiento del año anterior, por lo que debes evitar utilizar injertos del árbol del año actual, ya que usualmente esto no genera injertos de buena calidad o exitosos. Es preferible que utilices un cuchillo con buen filo para esta parte del proceso ya que de lo contrario corres el riesgo de astillar la base del injerto.

A continuación escoge el naranjo en el que deseas colocar el injerto, pero ten en cuenta que para obtener los mejores resultados, siempre es recomendable que coloques los injertos al menos 25 cm de distancia del suelo, pero no más alto. Esto es porque entre más cerca del suelo se encuentre el injerto, mayor es la cantidad de nutrientes, agua y sabia pueden recibir. Si lo colocas muy arriba, es más probable que se sequen o que le tome más tiempo convertirse en una rama fuerte.

Ahora haz un corte de aproximadamente 3.75 cm en forma de “T” en el sitio que hayas escogido para el injerto. Utiliza el cuchillo con filo y no olvides que el corte debe hacerse por debajo de la corteza, dentro del naranjo que hayas elegido. Toma entonces la primera rama para hacer el injerto de naranjo y luego escoge el brote más grande para posteriormente cortar ligeramente y hacer un pequeño corte de madera al mismo tiempo en la corteza, en la cual deberá ser injertado.

Luego de esto descubre la madera debajo del corte en “T”levantando un poco la corteza. A continuación injerta la madera en la cual se encuentra atado el brote y comienza en la zona alta de la “T” yendo hacia abajo. El brote tiene que ser sostenido en su lugar por la corteza del árbol.

Después de esto, enrolla algo de cinta debajo y por encima del injerto con la intención de prevenir que se mueva y que se interrumpa el proceso de integración con el naranjo.