Calendario de poda de árboles frutales

poda

A pesar de que mucha gente sigue creyendo que la estación ideal para realizar la poda de árboles frutales es el otoño tenemos que afirmar que esto no es exactamente así. Existe un calendario de poda de árboles frutales que no depende de la estacionalidad sino del tipo de árbol y la especie de la que estemos hablando.

De manera genérica, se puede afirmar que el mejor momento para podar un árbol frutal es aquel en el que todavía no han aparecido las primeras hojas pero están a punto de hacerlo o el momento posterior a la recogida de la fruta. De esta forma, las heridas generadas con la poda podrán cicatrizar rápidamente y se reducirá el riesgo de infección por hongos o virus.

Si, atendiendo a lo que piensan la mayoría, realizamos la poda del árbol frutal en otoño, las heridas no cicatrizarán hasta la primavera y nuestro árbol aumentará su riesgo de exposición al riesgo de infecciones.

Más específicamente, los árboles frutales tendrán  su etapa de formación en invierno, durante los meses de diciembre, enero y febrero y justo durante los meses de verano (julio y agosto). Por otra parte, la fructificación tendrá lugar durante los meses de diciembre, enero y febrero. Por lo tanto, los mejores meses para realizar la poda según el calendario de poda de árboles frutales será durante los meses mencionados.

A modo de ejemplo, dejamos el siguiente calendario de poda de árboles frutales para especies específicas:

  • Aguacate: noviembre
  • Encina, roble o alcornoque: enero
  • Cerezo: febrero, junio o julio

Como verás, el calendario de poda de árboles frutales difiere mucho de unos árboles a otros debido a que está basado en la época de floración y la época de dar frutos de cada uno de ellos. Respeta las fechas y obtén los resultados ideales con la poda adecuada de tu árbol frutal.