Árboles frutales de clima mediterráneo

arboles frutales de clima mediterraneo

Existen diferentes tipos de árboles frutales que se adaptan mejor a unas condiciones climáticas que a otras. Todos aquellos árboles que soporten heladas débiles serán apropiados para adaptarse al clima mediterráneo. Algunos de los más árboles frutales más comunes en zonas mediterráneas son:

Estos árboles frutales cítricos aguantan bastante bien las heladas típicas del clima mediterráneo. En España ocupan gran parte del levante y dan multitud de fruta a sus recolectores.

El naranjo es un árbol más o menos pequeño que no suele superar los 5 metros de altura. Es un árbol hermafrodita que se reproduce de manera fácil y cuyo fruto, la naranja, es utilizado para consumo humano, ya sea en forma de naranja natural, de zumo o de confitura. Esto último es más típico de la naranja amarga que produce el naranjo amargo, diferente del naranjo dulce cuyas naranjas comemos habitualmente.

Este árbol frutal, además de ser muy apto para el clima mediterráneo es ideal para ambiente secos o para periodos de sequía. Es un árbol que puede pasar un periodo de tiempo sin regarse, siempre que esté bien enraizado pero si todavía está en su primer año desde la plantación conviene regarlo con abundancia.

Es un árbol frutal de hoja caduca cuyo fruto es la almendra. Puede llegar a los 5 metros de altura y es un árbol típico de zonas templadas.

Árbol frutal que no suele superar los 10 metros de altura. Su fruto es el higo o la breva (algunas higueras producen ambos y dan dos cosechas al año, una de cada fruto).

Este árbol puede crecer de manera espontánea en rocas o muros y sus raíces son muy potentes, por lo que se debe sembrar en terrenos con espacio suficiente.

Otros árboles frutales adaptados al clima mediterráneo son el granado o el olivo, entre muchos otros.