Árboles frutales autofértiles

Kiwis

Los árboles frutales autofértiles o autopolinizantes son aquellos recomendados para espacios de terreno pequeños en los que no existen otras especies a partir de las cuales los árboles puedan polinizar. Esto es así debido a que los árboles frutales autofértiles son capaces de fecundar sus flores con su propio polen, sin necesidad de la ayuda de otras plantas y flores.

Tipos de árboles frutales en base al proceso de polinización

Para entrar un poco en materia de polinización aclararemos que la mayor parte de los árboles frutales necesitan ser polinizados a través de polen de otros árboles de la misma especie o de especie compatible.

Sin embargo, también existen árboles frutales que no necesitan esta polinización colectiva para desarrollar frutos, como son las plataneras, higueras, kiwis o los cítricos (son los árboles partenocárpicos). Y por el otro lado, están los árboles frutales que si necesitan polinización pero que no necesitan otros árboles a su alrededor porque se bastan ellos mismos para poder realizar este proceso. Son los árboles frutales autofértiles y son de los que hablaremos a continuación.

Árboles frutales autofértiles

A pesar de las aclaraciones anteriores, hemos de afirmar que siempre será mejor un conjunto de árboles frutales sembrados en la misma zona para que polinicen entre sí (a pesar de ser autofértiles) que un solo árbol autofértil.

En el caso de que acudas al vivero a comprar un árbol frutal autofértil y no dispongas de ninguno, debes saber que en tu elección de un árbol frutal standard deberás tener en cuenta los árboles compatibles con la polinización del ejemplar que estás comprando, dado que es esencial para que se lleve a cabo un buen proceso de polinización.

Además, existen árboles que se consideran especies o ejemplares que polinizan a nivel universal a cualquier otra especie. Estos árboles son los más recomendables para sembrar cerca de nuestros árboles frutales, ya sean autofértiles o no.