Árboles frutales autóctonos de España: ¿conoces los más característicos?

Arboles de España 2

Si algo tiene el terreno español y el clima mediterráneo que rodea a nuestro país es una excelente variedad de árboles frutales autóctonos. Vamos a verlos con detalle:

Árboles frutales autóctonos de España

Castaño

Realmente, se afirma que el castaño es un árbol originario de Europa e incluso de Asia pero se ha asilvestrado de tal manera en nuestro país que hasta los propios anglosajones lo denominan “castaño de España”.

Se trata de un árbol muy robusto, con grandes copas de hojas que llega a alcanzar un crecimiento de 1,5 metros de altura por año.

Sus frutos son las castañas.

Encina

La encina es el árbol frutal español autóctono por excelencia y se encuentra en gran parte de las provincias de nuestro país. Es más, se afirma que ocupa en torno al 24% de los bosques o de la superficie arbolada de España.

Sus frutos son las conocidas bellotas alargadas

Madroño

Este árbol frutal es muy típico de España y, para ser más concretos, de Madrid. Es considerado un arbusto por muchos pero realmente es un árbol frutal cuyo fruto rojo desarrollado durante el otoño está realmente delicioso.

Olivo

Otro de los árboles frutales autóctonos de España es el olivo, el árbol que da como fruto la aceituna que tanto nos gusta  a los españoles.

El olivo puede llegar a alcanzar los 1.000 años de edad, siendo uno de los árboles más longevos que pueden encontrarse en nuestro país.

Es un árbol distribuido por la mayor parte de la zona mediterránea.

Drago canario

Este árbol es originario de las Islas de Gran Canaria y se teme su pronta desaparición debido a la escasez de especies que se encuentran en la actualidad.

Su fruto es una especie de baya y su forma es similar a la de cualquier palmera. Alcanzan grandes alturas pero su crecimiento es muy lento. No pueden aclimatarse a zonas con temperaturas inferiores a los 5ºC.