Almendro: todo lo que debes saber

Almendro todo lo que debes saber

Introducción

El almendro (Prunus dulcis o Amygdalus communis) es un árbol frutal de hoja caducifolia y típico de zonas templadas o cálidas debido a su poca tolerancia al frío. El suelo ideal para sembrar un almendro es un suelo arenoso y suelto que tenga un buen drenaje y que no oprima sus raíces. Pertenece a la familia de las rosáceas, que es una de las más evolucionadas y numerosa en especies. Es principalmente cultivado por las almendras, aunque hay que tener cuidado en diferenciar la almendra dulce de la amarga que es tóxica de uso farmacológico.

Resulta muy curiosa la temprana floración del almendro y el hecho de que no se recoja el fruto hasta 9 meses después desde el comienzo de esta floración. Es, por lo tanto, un proceso de maduración largo característico de este árbol.

Existen variedades del almendro de floración tardía que los horticultores utilizan para zonas propensas a recibir heladas tardías. Además, es importante realizar el cultivo en laderas o terrenos soleados que faciliten la escapada a las heladas y permita proliferar la actividad de las abejas para la polinización.

Por otro lado y hablando precisamente de las abejas encargadas de la polinización del almendro, las lluvias en época de floración complican bastante el proceso.

Historia del almendro

El almendro comenzó a ser cultivado en Persia, Siria y Palestina. En las leyendas de la biblia, el patriarca Abraham utilizaba varas de almendro para construir corrales donde cerraba sus numerosos rebaños y el célebre bastón de Aarón era una rama del referido árbol. En la Biblia el almendro simboliza la vigilancia y el buen fruto, por eso aparece entre los que selecciona Aarón y está presente en Paraíso terrenal. Por este motivo a menudo rodea las pinturas de Jesús niño (el fruto de la Virgen) o a su madre.

Los griegos fueron los difusores de esta especie vegetal en todo el Mediterráneo. A finales del siglo XVIII unos misioneros franciscanos, con fray Junípero Serra (natural de Petra) a la cabeza, plantaron almendros de nuestras tierras en la región californiana de San Diego.

Descripción

almendroEl almendro es un árbol caducifolio de la familia de las rosáceas que puede alcanzar hasta 10 metros de altura. Su tronco es liso y verdoso en su etapa joven pero pasa a ser agrietado y grisáceo en su etapa adulta. Florece entre los meses de enero a abril y da su fruto entre los meses de agosto a octubre.

Las hojas del almendro son alargadas y estrechas y poseen bordes dentados.

Algunas de las variedades de almendro más cultivadas en España son la Marcona, Largueta, Planeta, Mallorca o Mollares.

Órganos vegetativos

Raíz: El almendro tiene una raíz axonomorfa con un eje principal más desarrollado que los laterales, en sistema radial, poco ramificada, bien pegada al suelo y de color amarillo-grisáceo cuando es joven.

Tronco: El tallo es leñoso y de ramificación simpódico, es decir, que del tronco principal salen diferentes ramas divergentes; es lisa, verde y marrón cuando es joven y escamosa y gris en el árbol adulto.

Hoja: Sus hojas son simples, lanceoladas, con una base atenuada, un ápice acuminado y por tanto, marcadamente puntiagudo y sus márgenes son ligeramente aserrados; tienen una textura coriácea, una nervadura pinnada y son de color verde intenso.

Órganos reproductores

La flor del almendro puede aparecer de forma solitaria o en grupos de 2 a 4. Tiene cinco pétalos cuyo color varía entre tonos rosas y blanquecinos.

Los frutos, las almendras, tienen un tamaño de hasta 6 cm de longitud y tienen forma de drupa.

Como verás, el almendro es un árbol significativamente sensible a ciertas condiciones climáticas pero muy resistentes a otras. Simplemente debes elegir la variedad de almendro más adecuada para las características climáticas de tu zona.

Tipo de flor y reproducción:

Las flores del almendro son hermafroditas y monoicas, ya que tienen androceo y gineceo en la misma flor y los dos sexos coinciden en el mismo individuo. Su inflorescencia es racemosa y en forma de uva, es decir, las flores pediceladas se disponen a lo largo de un eje. Son flores que presentan las piezas homólogas, al mismo nivel del eje floral, con dos planos de simetría y con el cáliz y la corola bien diferenciados, por tanto, son flores cíclicas actinomorfas y heteroclamídeas.

Tienen un perianto bastante desarrollado que consta del cáliz y la corola. El cáliz, sinsépalo, está formado por cinco sépalos rojizos soldados entre sí; la corola, dialisépalo, tiene los cinco pétalos libres iguales entre sí, dispuestos simétricamente de forma muy regular, de color blanco o de un rosa pálido y están soldados sólo por la base. Toda la flor se encuentra alrededor de un receptáculo cóncavo y abierto llamado hipanto.

El androceo está formado por el conjunto de órganos masculinos de la flor llamados estambres. Estos están formados por un filamento y una antera que está constituida por dos tecas. En cada teca podemos encontrar dos sacos polínicos donde están los granos de polen.

En las flores del almendro el número de estambres es elevado, entre 15 y 30, dispuestos en varios grupos y sin estar soldados entre ellos: son estambres poliadelfos y libres. Estos se sitúan de forma irregular frente a los pétalos y los sépalos, y no sobresalen respecto de la corola, son estambres inclusos. El proceso de apertura de las anteras se hace por una hendidura a lo largo de cada teca, proceso llamado dehiscencia longitudinal.

El gineceo es el aparato sexual femenino de la flor y está formado, en este caso, por un único carpelo libre situado dentro del hipanto y recubierto de una vellosidad blanqueada. En el interior de este encontramos una cavidad cerrada llamada ovario situada por encima del resto de las piezas florales. Por tanto, diremos que la flor del almendro es monocarpelar. Además, también es perígina porque tiene los sépalos, los pétalos y los estambres distribuidos alrededor del gineceo. Su placentación es marginal, es decir, los primordios seminales se insertan en los márgenes.

Una vez producida la fecundación se va formando el fruto en el ovario que contiene las semillas y contribuye al dispersarse cuando son maduras. Son frutos simples, ya que provienen de un gineceo monocarpelar. Si comparamos el fruto del almendro, que es una drupa ovada y tomentosa (cubierta de pelos), con el de otros árboles frutales que son clasificados en el mismo género Prunus (como el ciruelo, el cerezo, el albaricoquero y el melocotonero ) podemos ver la semejanza entre la almendra y los huesos de la ciruela, la cereza, el albaricoque y el melocotón.

La diferencia es que el mesocarpio, que en estas frutas constituye la parte carnosa, que es la que se come, en el almendro es una especie de piel que se va resecando durante la maduración y se abre liberando el hueso con la semilla dentro , la almendra, que será la parte comestible en este caso. La almendra tiene el endocarpio pétreo que es de color marrón rojizo cuando la semilla está bien madura y la apertura del fruto no es de una forma determinada, es indehiscente.

Los huesos del almendro también son mucho más pequeños, proporcionalmente, pero eso en buena parte se debe a la selección artificial para aumentar el volumen de la parte aprovechable, que ha buscado aumentar el tamaño de las almendras y reducir la de los huesos de los otros frutales. De estos frutos, lo que más se parece al del almendro es el albaricoque, que no se abre solo pero que se puede abrir con mucha facilidad por una sutura muy visible y separar el hueso.

Las almendras

El fruto del almendro es la almendra, es decir, la semilla. Contiene un 2,3% de hidratos de carbono, un 5,7% de agua, un 15,2% de celulosa, un 18,7% de proteínas y un 58,1% de grasas. También es rica en vitamina B, D y minerales como el hierro, el magnesio, el calcio, el fósforo, el potasio y el zinc. Las dos variedades de almendras, tanto la amarga como la dulce, contienen el glucósido amigdalina, que hace muy mal gusto. Ambas contienen fermentos llamados emulsina, que pueden  descomponer la amigdalina y sintetizar ácido cianhídrico.

Hay que tener en cuenta que la almendra dulce contiene azúcares, y por tanto los diabéticos y aquellas personas que toman drogas o según qué medicamentos que modifican la cantidad de azúcar deben vigilar la cantidad de almendra que toman. Por el mismo hecho, se ha de tener en cuenta que tienen un alto valor energético, y pueden producir un aumento de peso (cada 100g de almendra contiene unos 2160J).

almendras

Usos de la almendra

Gastronomía:

Con la almendra picada se hacen salsas y se usa como ingrediente de las picaduras en muchos platos y estofados. Las almendras crudas también se pueden añadir enteras en algunos platos de carne a la cazuela.

Se utilizan para el postre de músico. Las almendras crudas dulces amasadas con azúcar forman el mazapán y el turrón, típico postre de Navidad. Si tronzado las almendras con azúcar formando una masa homogénea a la que se le va añadiendo agua y posteriormente colando el líquido, se crea el horchata de almendras. Son básicas en las tartas, amargos, bollos y otros dulces.

Se pueden hacer licores, por ejemplo el amaretto, sintetizado a partir de almendras amargas, o horchata de avellanas. La leche de almendras se puede usar para sustituir la leche de vaca, ya que también es muy rica en calcio.

Relaciones sexuales:

Según algunas culturas populares, se puede utilizar como alimento afrodisíaco.

Salud:

Desde siempre se han utilizado diferentes partes de la planta como antitusivo, hipotensor y hepatoprotector, entre otros. Sus principales propiedades son las de emoliente dermatológico, laxante, antiinflamatorio, cicatrizante y antiespasmódico (aceite de la variante amarga). La leche y el aceite de almendras también se ha usado, como aplicación externa, para el cuidado de la piel.

En medicina actual el aceite de almendras se usa para el tratamiento de dermatitis, pieles secas, psoriasis,  para el estreñimiento y quemaduras superficiales. El aceite de la variante amarga es antiespasmódico en pequeñas dosis, pero siempre bajo prescripción médica debido a la toxicidad de la planta. Además la leche de almendras tiene una aplicación dietética por su alto contenido en nutrientes.

Posibles alergias, toxicidad u otros efectos negativos de las almendras

Hay una variante de esta especie llamada amarga, las almendras son amargas y tóxicas por su elevado contenido en heterósidos cianogenéticos, es decir, ácido cianhídrico (un miligramo por almendra). El fruto de la especie del almendro, es predominantemente dulce, pero unas pocas almendras amargas se pueden encontrar en cada árbol.

La almendra amarga es ligeramente más ancha y corta que la de la almendra dulce y contiene la mitad del aceite fijado de las almendras dulces. También contiene la enzima emulsina, el cual en presencia de agua, actúa como un glucósido soluble llamado amigdalina que da glucosa, cianuro y aceite esencial de almendras amargas el cual es benzaldehído prácticamente puro. Las almendras amargas proporcionan de 4-9 mg de cianuro de hidrógeno por cada almendra.

El extracto de las almendras amargas se había usado como medicinal pero incluso en dosis bajas los efectos son severos y en grandes dosis pueden ser mortales. La intoxicación se da por la ingesta de 25-30 almendras amargas y produce náuseas, vómitos, hipotermia, asfixia, etc. En los casos más graves puede llegar a producir la muerte, sobre todo en la población infantil. Otras almendras amargas, sin embargo, no son tóxicas y se usan a menudo en la gastronomía, en especial para postres y licores.

Las alergias a la almendra son bastante frecuentes, y causan inflamación del labio, rostro e incluso puede llegar a cerrar la garganta.

Ecología

El almendro es originario del Oeste de Asia y nordeste de África, donde se cultiva de forma silvestre. Aunque hoy en día se encuentra en toda el área mediterránea, prolongada hasta Irán, en América del norte y en el extremo Oriente.

Es un árbol que se adapta bien a terrenos ligeros, secos y pedregosos, prefiriendo el calcáreo, y vive en zonas de clima templado, con veranos cálidos y secos e inviernos suaves con escasas heladas. Por el contrario, le cuesta sobrevivir en tierras húmedas y impermeables y en ambientes fríos. Las heladas, la gomosis, el arrugado, la podredumbre de las raíces en zonas húmedas y la orugueta del almendro dificultan su crecimiento y pueden causarle la muerte.

Cultivo

Es una planta que se multiplica por injerto sobre un patrón de almendro amargo, ya que éste es más resistente. Las variedades más cultivadas son: Atocha, considerada una variedad española con almendras de mucha calidad; Desmayo Largueta: desmayo rojo, otra variedad española de floración tardía; Marcona; Guara; .. Hay muchas.

Plagas y enfermedades

Entre las plagas por insectos se encuentran:

  • La orugueta del almendro que se alimenta de las hojas más jóvenes.
  • Monosteira unicostata
  • Malacosoma neustria que se alimenta de las hojas jóvenes, además de los brotes y de las yemas.
  • Gorgojo del almendro (Scolytus amydali Guérin) que hacen agujeros y galerías en la corteza.
  • Anthonomus amygdali Hust es un coleóptero que ataca a los centros de las flores.
  • así como las “cochinillas”.

Entre los hongos los más importantes son la Armillaria, el Wilsonomyces carpophila, el chancro y la moniliosis.

Variedades

Hay más de cincuenta.

  • De floración temprana las más conocidas son: Desmayo llargueta, Marcona Garrigues, Vivot y Pozo de Felanitx.
  • De florecimiento tardía entre otros: Cristo morto, Texas, Ferragnes, Ferraduel, Pozo, Masbovera, Glorieta y Francolí y de floración tardía y de polen autocompatible: Guara