Se define como árboles frutales, a todas aquellas plantas con flores que producen una fruta que se consume o se es utilizada por los seres humanos.

En realidad el fruto vendría siendo como un ovario maduro que contiene una o más semillas necesarias para la reproducción de la planta.

Aquellos árboles que dan frutos secos, generalmente son considerados como árboles frutales por las ciencias culinarias, sin embargo, en la industria de la fruta se les separa de otras frutas.

Cada tipo diferente de árbol se divide en función de su anatomía y su morfología. Aunque hay miles de diferentes árboles frutales cultivados en todo el mundo, algunos son más frecuentes que otros.

Árboles frutales

Tipos de frutales

Ahora bien, los árboles frutales se clasifican de diferentes formas en función de los frutos que producen, de tal manera que para poder reconocer los diferentes tipos de frutales, es fundamental conocer primero las partes que forman una fruta. Echemos un vistazo a los tres tipos principales de árboles que existen actualmente.

Árboles de frutos tiernos y hueso en su interior. Aquí hablamos de un tipo de frutales a los que se les conoce como “Drupas”. Se trata básicamente de un tipo de árboles que producen frutos carnosos y que en su interior cuentan con semillas dentro de un hueso duro. Los árboles frutales más característicos que entran en este grupo incluyen el ciruelo, el cerezo, el mango, el olivo y el albaricoquero.

Árboles de frutos tiernos y pepita en su interior. En este caso se trata de un tipo de frutales que son conocidos como “Pomos”. También es un grupo de árboles frutales carnosos y que en su interior cuentan con semillas que están dentro de un endocarpio coriáceo. Entre los árboles más destacados en este grupo encontramos el manzano, el peral y el nisperero.

Árboles de frutos secos. Este tipo de frutales se distinguen de los demás ya que producen frutos que están encerrados en una cáscara. Entre los más representativos de este grupo podemos mencionar al avellano, el nogal, el castaño, el roble, el almendro o la encina.

En esta entrevista que nos realizaron radio SOH puedes escucharnos hablar de los árboles frutales.

Si se trata de mencionar aquellas frutas que son más comunes que otras, entonces aquí también podemos definir claramente las siguientes:

Manzano

El manzano es uno de los árboles frutales con la mayor producción de frutos en el mundo. Se calcula que a partir del 2005 se están produciendo 55 millones de toneladas. Originalmente han sido cultivados en Asia central, y se sabe que hay aproximadamente 7.500 diferentes variedades, muchas de las cuales son alteradas genéticamente.

Cerezo

Se trata de un árbol frutal que produce un pequeño fruto carnoso con una sola semilla. Pertenece al mismo género que los albaricoques, las ciruelas y melocotones. Es un fruto nativa de América del Norte, Europa y Asia.

Coco

Se trata de un árbol frutal cultivado que se cultiva en todas las regiones tropicales del mundo. Se le puede usar tanto para el consumo humano, así como para una variedad de otros usos no culinarios. El fruto del coco es carnoso y de cascara dura; en su interior hay fluido similar a la leche.

Aceituna

La aceituna o el olivo, es uno de los frutos más ampliamente utilizados alrededor del mundo. Crece en la región del Mediterráneo, además del Medio Oriente. El fruto se consume entero, aunque también se puede convertir en aceite de oliva para usar en la cocina e incluso se le dan usos medicinales.

Mango

El mango es una fruta tropical que los expertos culinarios suelen denominar como “alimento funcional”. Más allá de sus cualidades como fruto comestible, muchas culturas alrededor del mundo utilizan las hojas del árbol para hacer decoraciones florales en ceremonias y bodas.

Como hay que cuidar los árboles frutales

Una vez que los árboles frutales son plantados, se requiere de un cuidado especial para asegurar que los frutos se produzcan apropiadamente. El tipo de cuidados estará en función del tipo de árboles que hayan plantado.

Por supuesto que el riego es el cuidado más importante. También se va a requerir del “mulch” o “pajote” para ayudar a retener la humedad del suelo y reducir las necesidades de agua de los árboles. Igualmente se recomienda la fertilización usando una buena comida orgánica para árboles de frutales.

Es importante asegurarse de seguir las instrucciones en el paquete en cuanto a la cantidad y frecuencia. También es importante mencionar que la mayoría de los árboles frutales requieren de alguna poda, aunque sólo sea para deshacernos de cualquier madera muerta o dañada.

Cultivo de plantas frutales

Árboles frutales

Los árboles frutales son muy valiosos para las personas que no solo quieren ahorrar un poco de dinero al producir sus propios alimentos, sino también para poder disfrutar de muchas otras variedades de frutas de las que usualmente se encuentran en los supermercados.

El cultivo de árboles frutales debe hacerse siguiendo las siguientes directrices:

  • El sol no debe ser bloqueado por los edificios, vallas o cualquier otro obstáculo.
  • Se recomienda plantar por lo menos a 1 metro de distancia de las aceras y calzadas, mientras que a 2 metros de distancia de edificios. Esto se hace debido a que las raíces de los árboles se extienden más allá de la copa del árbol.
  • Debe haber entre 3 a 4 metros de espacio entre cada uno de los árboles que se cultiven.
  • Una vez que hemos decidido el tipo de árbol frutal que nos gustaría cultivar y hemos determinado que sí hay suficiente sol y espacio, lo que sigue a continuación es seleccionar las variedades y los portainjertos que sean más apropiados. En este punto es fundamental que nos aseguremos de leer las características de los portainjertos de tal manera que podamos escoger el que sea mejor para el clima y suelo donde vivimos.
  • El siguiente factor a considerar en el cultivo de árboles frutales son las horas frío. Es decir, determinar si al árbol le da suficiente frío para que eche fruta. Las horas frío indicados son la cantidad mínima de horas que los árboles necesitan para producir la fruta. Si nos encontramos en una región muy cálida, no se recomienda hacer crecer una cerezo ya que nunca se obtendrán las 700 horas de frío que este árbol requiere.

En todo caso, lo idea es elegir las variedades de árboles frutales que sean mas adecuados para el clima donde vivimos y que básicamente nos pueden ayudar a maximizar su éxito.

Árboles frutales enanos

Son considerados como árboles frutales enanos, aquellos árboles que maduran en un espacio de 2.4 metros de diámetro. Estos árboles de tamaño pequeño proporcionarán fruta en abundancia de tamaño completo, pero a diferencia de los frutales tradicionales, no requieren de una gran cantidad de espacio para crecer.

Ventajas de un árbol frutal enano:

  • Permiten un cuidado, mantenimiento y cosecha con mayor seguridad
  • Alcanza la madurez frutal antes que su contraparte de tamaño más grande

Poda de árboles frutales

La clave para mantener los árboles frutales visualmente atractivos y productivos es la poda anual.

Hay quienes piensan que diferentes tipos de árboles requieren de diferentes maneras de podar, lo cual hasta cierto punto es verdad. La realidad sin embargo es que la poda de árboles frutales se puede hacer en solo tres pasos que consisten en limpiar, adelgazar y estilizar.

Aunque la poda de verano no es perjudicial para los árboles, el invierno facilita las cosas ya que sin follaje, se puede ver realmente lo que se esta haciendo.

En todo caso siempre hay que asegurarse de tener tijeras afiladas para hacer cortes limpios e incluso mojar las hojas de las tijeras con alcohol isopropílico durante 30 segundos para desinfectarlas antes de proceder con la poda.

  • Calendario de poda
  • Árboles frutales de hoja perenne
  • Árboles frutales de secano
  • Árboles frutales de crecimiento rápido
  • Árboles frutales con poca raíz
  • Árboles autofértiles